El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, marcará un nuevo mínimo al cierre de marzo y terminará el mes próximo al -0,11%, por lo que continuará abaratando las hipotecas.

Concretamente, las hipotecas a 20 años con un capital de 120.000 euros y un diferencial Euríbor+1% a las que les toque revisión verán su cuota rebajada en 5,23 euros mensuales o, lo que es lo mismo, 62,79 euros al año.

El Euríbor cerró el pasado febrero en el mínimo histórico del -0,106%, desde el -0,095% del mes anterior, según confirmó el Banco de España. Ahora el índice ahonda en terreno negativo y se situará previsiblemente en el -0,11% a cierre de marzo.

Sin embargo, el analista de XTB Carlos Fernández ha explicado a Europa Press que el suelo del Euríbor parece estar cerca, aunque precisa que, por el momento, el incremento en las expectativas de inflación «no ha servido para frenar las caídas del índice de referencia para la mayoría de las hipotecas».

«Las políticas monetarias expansivas que sirvieron para inundar de liquidez los mercados financieros han llegado a su fin», ha señalado el experto, quien apunta que hace unos días se llevó a cabo la última subasta TLTRO por la que el BCE ofrecía liquidez prácticamente ilimitada a los bancos, razón por la que los préstamos interbancarios –que fijan el Euríbor–, eran mínimos.

Fernández adelanta que en los próximos meses los bancos ya no tendrán esa vía de financiación, «por lo que debería de aumentar el volumen de préstamos entre entidades financieras». Ese aumento de la demanda, apunta, puede elevar a su vez el interés, provocando un incremento en el Euríbor.

«Con esta situación general, aunque la subida de tipos de interés por parte del BCE, parece descartada para 2017, encontramos un primer argumento a favor de que el suelo del Euríbor esté cerca», ha aclarado.

El experto también ha indicado que, por el momento, es pronto para pensar en que el índice comience a repuntar y ha puntualizado que, cuando lo haga, será un incremento progresivo. «Lo que parece claro es que los días dorados de los hipotecados están cerca de llegar a su fin», ha subrayado.

Deja una respuesta